¿Son realmente necesarios los gastos militares?

El gasto militar mundial ascendió a 1,8 billones (con b) de dólares en 2014. Un dinero que los Estados gastaron en comprar tanques, bombarderos, fusiles, misiles y otros tantos instrumentos de destrucción. Durante los últimos tres años, el presupuesto de los Estados en armamento se ha reducido, aunque muy ligeramente, solo un 0,5%. Mientras que EEUU y la UE en conjunto han contenido sus presupuestos militares, han aumentado en Europa del Este, Oriente Medio y África, zonas que sufren varios conflictos armados (por ejemplo, en Ucrania, Siria, Palestina, Irak, Libia, etc.).

Aun con ligeras reducciones, Estados Unidos se mantiene como el país con mayor presupuesto militar. Los tres países que le siguen en el ranking mundial, China, Rusia y Arabia Saudita, han incrementado su gasto militar en 2014. A continuación, por nivel de gasto aparece Francia, Reino Unido, Alemania, India, Japón y Corea del Sur.

Gasto de los 15 países con mayores presupuestos militares del mundo en 2014. Fuente: SIPRI.

Los principales fabricantes de armas son empresas en su mayoría de EEUU, Reino Unido, UE e Italia.

Fuente: SIPRI. Elaborado por El País. Tomado de Utopía Contagiosa. Informe Gasto Militar 2015.

¿Qué se entiende por gasto militar?

Como indica el informe del Colectivo Utopía Contagiosa, «No existe una definición única. Habitualmente, los Estados tienden a minimizar su cifra de gasto total destinado al esfuerzo militar y al mantenimiento de la estructura de defensa, escondiendo partidas importantes de este enorme gasto, o disfrazándolas bajo otras denominaciones, ya sea para ocultar a posibles contendientes el esfuerzo y poder militar real , ya para ocultar a las propias opiniones públicas el gravoso uso de los recursos públicos en lo militar en vez de aplicarlo para otras necesidades sentidas por la sociedad. Esta ocultación ha generado no pocas confusiones respecto a lo que debe ser considerado como gasto militar real, situación que les resulta muy conveniente a militares y militaristas en su continuada política de opacidad.

Sin embargo, cada vez hay más voces que abogan por incluir en la cuantificación del gasto militar partidas tradicional e interesadamente ocultas pero que son consustanciales a la organización de la defensa militar. La propia Organización de Naciones Unidas cuenta con una línea de actuación que intenta constituir un “derecho a la paz”, y en cuya agenda interesa la transparencia en el gasto militar, frente a la ocultación y opacidad actual, la democratización en la toma de decisiones acerca del mismo o su transferencia a otras necesidades sociales».

Se puede incluir como gasto militar no sólo el presupuesto del Ministerio de Defensa, sino también todo el gasto militar, provenga de las partidas que provenga, que tiene que ver con la organización de la defensa. A ello se suma otro concepto, el de coste militar, que implica un esfuerzo por cuantificar el peso global que para la sociedad tiene la estructura de defensa organizada por los Estados, más allá del puro gasto presupuestario que comporta año tras año. La noción de coste militar pretende ir más allá del gasto y subrayar la enorme repercusión de la organización militar de la defensa en nuestras vidas, lo que supone la pérdida de oportunidades de desarrollo de un mundo diferente.

Fuente: Utopía Contagiosa. Informe Gasto Militar 2015.

El presupuesto militar español real para 2015 asciende a más de 23.000 millones de euros, lo que equivale 5,5% los Presupuestos Generales del Estado y al 2,2% del PIB. Sin embargo, más de ¾ partes de este presupuesto está oculto en los presupuestos de diferentes ministerios, según ha concluido un estudio (Colectivo Utopía Contagiosa) después de rastrear por las partidas de todos los ministerios. El Ministerio de Defensa presenta un presupuesto de 5.700 millones. Si consideramos el gasto militar real, el presupuesto militar es el segundo más alto solo por detrás del Ministerio de Empleo y Seguridad Social; y equivale a cinco veces el gasto del Ministerio de Sanidad y a 3,5 veces el del Ministerio de Educación.

El gasto militar total significa un gasto de 503 euros por habitante y de 721 euros por segundo.

Aunque, en general, en Europa en 2014 disminuyeron los gastos militares, no ha sido así en España, cuyo presupuesto crece un 1,1% en 2015, mientras que los presupuestos de otros ministerios, principalmente los de Educación y Sanidad, sufren serios recortes, al igual que los subsidios a desempleados/as, familias sin ingresos o personas dependientes.

Fuente: Utopía Contagiosa. Informe Gasto Militar 2015.

 

FICHA TÉCNICA

Nivel: 2º ciclo ESO, Bachillerato y Formación profesional.

Asignaturas: Geografía e Historia, Valores Éticos, Filosofía, Economía, Tecnología, Cultura científica, Ciencias aplicadas (2º ciclo ESO), Filosofía, Historia del Mundo Contemporáneo, Tecnología industrial, Economía (1º Bachillerato), Historia de la Filosofía, Historia de España, Economía de la empresa, Tecnología industrial, (2º Bachillerato), y Ciencias Sociales, Ciencias aplicadas (Formación Profesional).

Objetivos: Al final de la técnica, el alumnado conocerá los principales conceptos y tendencias de los gastos militares al nivel mundial y español, y manejará argumentos para debatir en torno a los gastos militares.

Temporización: 1 hora para cada técnica.

Materiales: Copias del texto, infografías y gráficos propuestos.

Idioma: Castellano.

Entradas relacionadas en este blogLas violaciones de los Derechos de la Infancia: Niños y niñas soldado, Documental: Ahimsā, contra la guerra, La deuda militar española, Gasto militar en la UE en un contexto de recortes, Para trabajar el desarme con la gente más menuda.

Información complementaria: Los materiales aquí presentes se basan en el informe Gastos militares 2015, elaborado por Utopía Contagiosa.

 

DESARROLLO DE LA TÉCNICA

TÉCNICA 1. Presupuesto militar mundial

Se divide la clase en 4 grupos y se entrega a cada uno una gráfica sobre los gastos militares en el mundo (años 2011, 2012, 2013 y 2014 ). Cada grupo extrae y ordena la mayor cantidad de información posible de la gráfica que le ha correspondido (15’). Después, se reúne toda la clase. Cada grupo, a través de un/a portavoz expondrá sus datos y todo el alumnado irá componiendo, con ayuda del profesor/a la evolución cronológica del presupuesto militar en este periodo (15’).

El/la docente introduce entonces la gráfica de equivalencias, que sirven para iniciar un debate sobre los efectos de las armas, el sentido o sinsentido de los gastos militares y usos alternativos de estos fondos.

equivalencias militar - civil

Fuente: Utopía contagiosa, informe Gastos militares 2015.

 

TÉCNICA 2. Presupuesto militar español

El/la docente introduce el tema con la lectura individual del texto «Las armas y los ejércitos no dan seguridad», de Pere Ortega, eldiario.es y examina y discute la infografía «¿Cuáles serán los gastos militares del Estado en 2015?». Se sugieren algunas preguntas guía:

  • ¿A qué se refiere el autor con el concepto de armamentismo? ¿Cuál es su opuesto?
  • El autor enumera algunas personas que avisaron del peligro que suponen las armas. Explica con tus propias palabras qué argumentos dan para justificar este peligro.
  • ¿Cuáles señala el autor como verdaderos peligros de la humanidad?
  • ¿Se trata de peligros que se puedan remediar con armas o ejércitos? ¿Por qué?
  • ¿De qué manera se pueden abordar estos peligros?
  • ¿Qué defienden verdaderamente, según el autor, los ejércitos en el mundo actual?
  • ¿Qué dice el autor sobre las guerras y las formas de resolverse los conflictos en los dos últimos párrafos? ¿Qué opinas tú?

Se introduce también la infografía elaborada por Ecologistas en Acción basada en el informe Gastos militares 2015, de Utopía Contagiosa. Se deja tiempo para que el alumnado examine los datos individualmente y a continuación se inicia un debate en torno al peso de los gastos militares para cada ciudadano/a y en relación a otras partidas presupuestarias.

Fuente: Ecologistas en Acción

 

Puede utilizarse también la infografía de equivalencias utilizada en la anterior dinámica para iniciar un debate sobre los efectos de las armas, el sentido o sinsentido de los gastos militares, la conversión de la industria militar en industria civil sin pérdida de empleo (entre otros documentos, ver al respecto este con un ejemplo de La Marañosa o este artículo académico) y usos alternativos de estos fondos.

Adicionalmente, se puede invitar a los alumnos a investigar la iniciativa  «Recortemos el gasto militar, invirtamos en gasto social», impulsada por varias organizaciones de investigación para la paz (http://www.recortemoselgastomilitar.org/) e informarse de lo que hacen los centros que trabajan en la reducción de los gastos militares.

 

Banco de recursos:

– Otras dinámicas en torno a las armas de la Escola de Cultura de Pau

  • ¿El precio y el coste justos?. Edad: a partir de 10 años.
  • ¡A transformar! Edad: a partir de 6 años.
  • Una mina contamina. Edad: a partir de 10 años.
  • Edad: a partir de 14 años.

– Colección de fotografías “Vidas minadas”, de Gervasio Sánchez, para generar debate en torno a los efectos de las armas.

 

One thought on “¿Son realmente necesarios los gastos militares?

  1. Pingback: Tiempo de actuar | La cultura de la violencia

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *