30 de enero. Día Escolar de la No Violencia y la Paz

 

El Día Escolar de la No Violencia y la Paz fue una iniciativa que surgió en 1964 de la mano de Llorenç Vidal para conmemorar la muerte de Gandhi, y que fue reconocida por la UNESCO en 1993.

La entrada de esta semana recoge una actividad propuesta por la Fundación Entreculturas y difundida a través de su portal educativo REDEC.

La Fundación Entreculturas es una ONG que trabaja como una red de transformación para el cambio social a través de la educación, promueve proyectos educativos e impulsa la articulación de una sociedad civil mundial consciente y comprometida con la solidaridad y la justicia.

REDEC es un espacio que quiere contribuir a esta misión facilitando prácticas de educación transformadora y colaborando en la generación de un movimiento por la educación para la ciudadanía global. Para ello ha elaborado una serie de unidades didácticas dentro de la campaña educativa Un mundo en tus manos, cuyo objetivo es posibilitar que niños, niñas y jóvenes participen activamente en la construcción de un mundo justo, inclusivo, solidario y sostenible, planteando la necesidad de:

  1. Aprender a diseñar utopías.
  2. Ensayar alternativas promotoras de cambios culturales.
  3. Impulsar una educación transformadora.

Las unidades didácticas forman parte del proyecto Días D, van dirigidas a niños y niñas de 4 a 18 años y se puede aplicar en el ámbito formal y no formal.

Con este material REDEC quiere contribuir a la labor de miles de educadores y educadoras que promueven una cultura de solidaridad y que facilitan el aprendizaje de habilidades sociales y emocionales necesarias para la participación social y ciudadanía “global”.

Dentro de esta campaña, los Días D se componen de 6 carteles, orientados a trabajar seis días conmemorativos anuales:

  • Día Internacional de la Alfabetización, 8 de Septiembre.
  • Día de los Derechos de la Infancia, 20 de Noviembre.
  • Día Escolar de la No Violencia y la Paz, 30 de Enero.
  • Día de los Derechos de las Mujeres, 8 de Marzo.
  • Día de la Tierra, 22 de Abril.
  • Días de la Movilidad Forzosa, para utilizarlo tanto en el Día Internacional de las Personas Migrantes (18 de diciembre), como en el Día Mundial de las Personas Refugiadas (20 de junio).

Cada cartel está compuesto por una imagen y cuatro unidades didácticas en el reverso, con propuestas adaptadas a distintos grupos de edad, de manera que cada Día Internacional pueda ser trabajado con grupos de jóvenes de Infantil, Primaria, Secundaria  y Bachillerato.

En esta entrada destacaremos la Unidad Didáctica dedicada al Día Escolar de la No Violencia y la Paz.

 

Día Escolar de la No Violencia y la Paz

Objetivo de Desarrollo del milenio 16: Promover sociedades justas, pacíficas e inclusivas.

Infantil, 1º y 2º Primaria.

Objetivos:

1/ Tomar conciencia sobre la importancia de la paz.

2/ Implicarse como constructores y constructoras de paz.

3/ Identificar acciones diarias para promover la paz en sus entornos.

Miramos el cartel:

Observamos la fotografía, ¿qué vemos?

Desarrollo de la Actividad:

Comenzamos la actividad comunicando al grupo que ese día celebramos el Día Escolar de No Violencia y la Paz: un día para reflexionar sobre la importancia de la paz.

Iniciamos la actividad preguntando al grupo qué es para ellos y ellas la paz y por qué creen que es importante, apuntando sus respuestas en un lugar visible del espacio.

Tras unos momentos de debate en asamblea, les introducimos a la realidad de que en el mundo aún hay millones de niños y niñas que viven en una situación de conflicto, donde sus colegios han sido derruidos y no tienen un sitio en el que sentirse seguras y seguros. Sin embargo, la buena noticia es que con nuestras acciones podemos revertir estas dinámicas, convirtiéndonos en constructores y constructoras de paz cada día.

Reunimos al grupo y escuchamos juntos y juntas la canción de Marta Gómez “Para la guerra nada”

Tomando como punto de partida esta canción, les animamos a pensar en momentos en los que hayan sido amables con otras personas: momentos en los que hayan compartido lo que tienen, hayan cuidado a sus amistades o familiares, se hayan tratado bien o se hayan hecho reír entre ellos y ellas, participando en igualdad. Cuando nos incluimos, cuando no discriminamos, cuando nos escuchamos, cuando nos cuidamos creamos paz, promoviéndola en nuestros entornos.

¿Queremos construir paz cada día?

Para ver cómo podemos empezar, leemos con el grupo la siguiente versión del poema de Gloria Fuertes sobre la paz, que dice así:

“Basta con una mano para hacer daño.

Necesitamos dos para acariciar.

Dos para aplaudir.

Dos para hacer cosquillas.

Dos para levantarnos.

Todas las manos del mundo para la paz”.

Tras recitarlo, iremos haciendo en grupo las distintas actividades que el poema menciona que podemos hacer con nuestras dos manos: primero, los y las integrantes del grupo se hacen una caricia, aplauden, se hacen cosquillas, se levantan y, por último, ¡usan sus manos para construir la paz!

Para reflejarlo, cada participante dibujará la silueta de una mano con la ayuda de la suya propia como plantilla, dentro de la cual dibujarán qué es la paz para ellos y ellas.

Cada participante enseñará su dibujo al resto del grupo, regalándoselo a un compañero o compañera como gesto de paz, de manera que al final todos y todas hayan compartido e intercambiado sus trabajos.

Es la hora de la igualdad, ¿por dónde empezamos?

Cada una de las manos dibujadas se colgarán en un mural titulado “Juntos y juntas construimos paz” que se colocará en un lugar visible del centro, teniendo así un gran mural donde los y las alumnas dejen su huella como constructores y constructoras de paz. Se podrá recurrir a este mural cuando haya algún conflicto en el centro, de manera que puedan inspirarse en lo trabajado durante ese día para resolverlo.

 

3º a 6º Primaria

Objetivos:

1/ Valorar la importancia de construir entornos pacíficos e igualitarios.

2/ Identificarse como constructores y constructoras de paz.

3/ Incorporar herramientas para la resolución pacífica de conflictos, identificando acciones diarias para promover la paz en sus entornos.

Miramos el cartel:

Observamos la fotografía, ¿qué vemos?

Desarrollo de la actividad:

Comenzamos la actividad comunicando al grupo que ese día celebramos el Día Escolar de la No Violencia y la Paz: un día para reflexionar sobre la importancia de vivir en entornos pacíficos e igualitarios.

Para comenzar a trabajar sobre este tema, iniciamos un debate con el grupo lanzando las siguientes preguntas:

  • ¿Qué es la paz para vosotros/as?
  • ¿Qué ocurre cuando existe violencia? ¿Por qué es importante la paz?
  • ¿Creéis que existe paz en todos los países del mundo?

Tras unos momentos de debate en asamblea les introducimos a la realidad de que en el mundo aún hay millones de niños y niñas que viven en una situación de conflicto, donde sus colegios han sido derruidos y no tienen un sitio en el que sentirse seguras y seguros. Sin embargo, la buena noticia es que juntos y juntas podemos construir paz. Cuando nos incluimos, cuando no discriminamos, cuando nos escuchamos, cuando nos cuidamos creamos paz, promoviéndola en nuestros entornos. ¿Probamos?

Dividimos al grupo en subgrupos de alrededor de 5 participantes. Cada subgrupo tendrá que identificar situaciones cotidianas de conflicto que hayan visto o vivido en sus entornos, que finalmente se hayan resuelto de forma pacífica y elegirán una que les parezca representativa. Deberán crear una “escultura” con sus propios cuerpos entre todos los miembros del subgrupo que represente esa situación de conflicto, que será mostrada y debatida por el resto del grupo.

  • ¿Qué situación creen que representa la escultura?
  • ¿Os habéis visto en una situación parecida?
  • ¿Cómo podría resolverse de forma pacífica?

Cualquier persona del grupo podrá salir a escena y moldear las figuras de la escultura, modificando sus posturas y gestos, de manera que acaben representando una resolución pacífica del conflicto.

Al finalizar, el grupo que ha representado la escultura desvelará cuál era la situación que habían plasmado y cómo se resolvió, de manera que finalmente tendremos un conjunto rico de conflictos y estrategias de resolución pacífica de los mismos, que iremos apuntando en un lugar visible de la clase.

Es la hora de la igualdad, ¿por dónde empezamos?

Reflexionamos con el grupo sobre el hecho de que construir un mundo en paz, sin discriminaciones e igualitario está en nuestras manos. El conflicto es natural en las relaciones humanas; lo importante es aprender a resolverlo de forma pacífica, creciendo y aprendiendo de ellos. Para recordar lo trabajado, cada participante pintará sobre un folio la silueta de su mano, escribiendo o dibujando dentro las estrategias de resolución pacífica de conflictos que han identificado durante la actividad y comprometiéndose a realizarlas cada día.

Cada mano se colgará en un mural titulado “Juntos y juntas construimos paz” que se colocará en un lugar visible del centro, teniendo así un gran mural donde los y las participantes dejen su huella como constructores y constuctoras de paz.

Se podrá recurrir a este mural cuando haya algún conflicto en el centro, de manera que puedan inspirarse en lo trabajado durante ese día para resolverlo.

 

1º, 2º y 3º de Secundaria

Objetivos:

1/ Valorar la importancia de la paz y la generación de entornos inclusivos e igualitarios.

2/ Identificar valores y actitudes positivas generadoras de paz.

3/ Incorporar herramientas para la resolución pacífica de los conflictos, identificando acciones diarias para promover la paz en sus entornos.

Miramos el cartel:

Observamos la fotografía, ¿qué vemos?

Desarrollo de la actividad:

Comenzamos la actividad comunicando al grupo que ese día celebramos el Día Escolar de la No Violencia y la Paz: un día para reflexionar sobre la importancia de promover la paz y la igualdad en nuestros entornos.

 Para comenzar a trabajar sobre este tema, iniciamos un debate con el grupo lanzando las siguientes preguntas:

  • ¿Qué es la paz para vosotros/as?
  • ¿Por qué creéis que es importante?
  • ¿Creéis que hoy en día existe paz en todos los países del mundo?

Tras unos momentos de debate en asamblea les introducimos a la realidad de que en el mundo aún hay muchos países en situación de conflicto, en los que millones de personas viven en contextos violentos. Esta situación afecta especialmente a mujeres y niñas, discriminadas y objeto de violencia en muchos países.

Reflexionamos con el grupo sobre la importancia de revertir estas dinámicas. Para esto, abrimos una lluvia de ideas sobre la siguiente pregunta:

¿Qué valores o actitudes creéis que fomentan la paz?

Apuntamos sus respuestas en un lugar visible del espacio. Para animar el debate podemos proponer algunos términos, como “igualdad”, “respeto”, “inclusión”, “diálogo”, “empatía”.

Cuando tengamos una lista numerosa, dividimos al grupo en subgrupos mixtos de alrededor de 5 participantes. Cada subgrupo deberá elegir un término de los que se han ido apuntando y tendrán que identificar en las que ellos y ellas utilizasen ese valor o actitud para resolver un conflicto de forma pacífica.

Cada subgrupo elegirá una que les parezca más representativa. Deberán representar la situación elegida en al menos 3 viñetas, titulando su dibujo con el nombre del valor o actitud asignado y presentarla al resto de participantes.

Se debatirá con el grupo sobre el poder de estos valores y actitudes a la hora de construir paz en nuestros entornos. Cuando todos y todas participamos de manera igualitaria sin discriminaciones, es más probable que se creen contextos de paz y respeto.

Como ven, ellos y ellas tienen un rol importantísimo, ya que pueden ser constructoras y constructores de paz en sus entornos. La paz, por tanto, está en sus manos. ¿Les gustaría comprometerse con este papel?

Es la hora de la igualdad, ¿por dónde empezamos?

Para recordar lo trabajado, cada subgrupo colocará su dibujo en un mural titulado “Juntos y juntas construimos paz” que se colocará en un lugar visible del centro, teniendo así un gran mural donde los y las participantes dejen su huella como constructores y constructoras de paz.

Una vez al mes se evaluará en grupo si están incorporando esos valores y actitudes en su día a día y se podrá recurrir a este mural cuando haya algún conflicto en el centro, de manera que puedan inspirarse en lo trabajado durante ese día para resolverlo.

Opcionalmente, también sería posible impulsar un concurso de fotografía en el centro, en el que los y las participantes retraten momentos cotidianos de su entorno en los que estos valores y actitudes generadores de paz estuvieran presentes, pudiendo ser visitado por las familias y el entorno comunitario del centro.

 

4º de Secundaria – Bachillerato

Objetivos:

1/ Valorar las consecuencias de la violencia y la importancia de construir entornos pacíficos e igualitarios.

2/ Identificarse como constructores y constructoras de paz.

3/ Incorporar herramientas para la resolución pacífica de los conflictos, identificando acciones diarias para promover la paz en sus entornos.

Miramos el cartel:

Observamos la fotografía, ¿qué vemos?

Desarrollo de la actividad:

Comenzamos la actividad comunicando al grupo que ese día celebramos el Día Escolar de la No Violencia y la Paz: un día para reflexionar sobre la importancia de promover la paz y la igualdad en nuestros entornos. Para comenzar a trabajar sobre este tema, iniciamos un debate con el grupo lanzando las siguientes preguntas:

  • ¿Qué es la paz para vosotros/as?
  • ¿Por qué creéis que es importante?
  • ¿Creéis que hoy en día existe paz en todos los países del mundo?

Tras unos momentos de debate en asamblea les introducimos a la realidad de que en el mundo hay muchas zonas en situación de conflicto, en los que millones de niños, niñas, jóvenes y personas adultas viven en contextos violentos. La desigualdad de género es una de las causas que provoca violencia en todo el mundo, y en contextos de conflicto las mujeres están especialmente expuestas a situaciones de violencia.

  • ¿Qué ocurre cuando existe violencia?
  • ¿Qué papel creéis que tiene la discriminación y la desigualdad en la existencia de conflictos?

Para reflexionar sobre esto, dividimos al grupo en subgrupos mixtos de alrededor de 5 participantes: cada subgrupo tendrá que identificar situaciones cotidianas de conflicto locales o internacionales que hayan visto o vivido, eligiendo una que les parezca más representativa.

Deberán representar la situación de conflicto elegida para el resto del grupo. Al terminar la representación, se abrirá un debate con el grupo:

  • ¿Qué habéis visto?
  • ¿Esta situación os parece real, cotidiana?
  • ¿Cómo se resuelve?
  • ¿Creéis que habría una manera pacífica de resolver este conflicto?

Las personas que durante el debate identifiquen formas pacíficas de resolución podrán cambiarse con el personaje o personajes que podrían realizarlas, repitiendo la escena con su propuesta. Al finalizar la representación, se comentará qué ha aportado esa propuesta de resolución y si creen que podrían llevarla a sus realidades cotidianas.

Se apuntarán las distintas estrategias de resolución pacífica de conflictos que surjan, reflexionando con el grupo sobre el poder que tiene la igualdad, el respeto, el diálogo y el cuidado mutuo frente a la discriminación a la hora de construir paz. Como ven, ellos y ellas tienen un rol importantísimo, ya que pueden ser constructoras y constructores de paz en sus entornos.

La paz, por tanto, está en sus manos. ¿Les gustaría comprometerse con este papel?

Es la hora de la igualdad, ¿por dónde empezamos?

Para recordar lo trabajado, cada participante dibujará sobre un folio la silueta de su mano, escribiendo o dibujando dentro las estrategias de resolución pacífica de conflictos que han identificado durante la actividad y comprometiéndose formalmente a realizarlas cada día.

Cada mano se colgará en un mural titulado “Juntos y juntas construimos paz” que se colocará en un lugar visible del centro, teniendo así un gran mural donde los y las participantes dejen su huella como constructores y constructoras de paz.

Una vez al mes se evaluará en grupo si están incorporando esas herramientas en su día a día y se podrá recurrir a este mural cuando haya algún conflicto en el centro, de manera que puedan inspirarse en lo trabajado durante ese día para resolverlo.

 

 

Acceso al Cartel  con la imágen y las actividades.

Estas Actividades han sido coordinadas por: Clara Maeztu.

Autoría: Érika Aguilar, Clara Maeztu, Anna Spezie, Pilar Vera.

Dirección de Arte y Diseño Gráfico: Maribel Vázquez.

Foto: Daniella Morreale/Entreculturas.

Impresión: Iarriccio Artes Gráficas.

Edita: Fundación Entreculturas, 2018.

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *